martes, 9 de marzo de 2010

Vacaciones en el mar

Hola a todos

Como prometí, estoy de vuelta y vengo con fuerzas para seguir contando mi último y más sonado viaje. Bueno pues lo habíamos dejado tras mi viaje en globo volviendo desde la Capadocia a Estambul, un larrrgo trayecto que ya os adelanté nosotros hicimos en avión, en la Iberia turca ;-) para poder llegar a tiempo de embarcarnos. Y si Jack Sparrow, el de Piratas del Caribe, tenía a su perla negra, osea su barco, a nosotros nos esperaba en el puerto otra perla, la del Egeo, que iba ser nuestro barco. Y ahora quitaros la idea que tenéis de los barcos de crucero, esos grandes con un montón de pisos con los camarotes y que parecen una ciudad en pequeñito. Algo así como ese barco que hace unos días salió en todos los papeles porque les cayó una ola gigante y hubo hasta muertos :-(

No, la perla era un crucero de los de andar por casa, de bandera griega, de una compañía, Louis Cruises, que se dedica, tal y como contaban en un foro de Internet, a comprar barcos viejos, repintarlos y dedicarlos a hacer cruceros más o menos cortos, como el de las islas griegas. Esta gente se hizo famosa, por decir algo, cuando hace dos años y medio se hundió uno de sus barcos en Santorini, una parada que nosotros también hicimos y donde nos encontramos con el futuro miniTitanic, algo que ya os conté en su momento con todo lujo de detalles (incluidas fotos explicativas, recomiendo leerlo ;-). Pero la cosa no acaba aquí porque, ¡ah casualidad!, resulta que el que os he contado antes de la ola gigante también es de la misma compañía y, a juzgar por la pinta, debe ser de sus mejores barcos así que, moraleja, los de Louis Cruises tienen la negra así que mejor no montar en uno de sus barcos por lo que pueda pasar...

En fin, nosotros sí lo hicimos y, claro, en ese momento no sabíamos mucho ni de la línea ni desde luego de lo que pasaría después. De todos modos os podéis imaginar que la primera impresión no fue muy buena, porque efectivamente la perla era un barco bastante viejo. Sin embargo, poco a poco fue ganado nuestro corazoncito sobre todo gracias a la tripulación, siempre con una sonrisa, a que había unos cuantos que hablaban español (porque el griego no hay quien lo entienda) y también a que, como puede atestiguar mi padre, se comía muy bien. Por cierto, una de las variadas cosas que nos pasó en el barco es que nos asignaron para cenar (era la comida en plan formal y tenías sitio fijo para todos los días) "la mesa del capitán" ¡qué importantes!.

La cosa es que el barco estaba tan lleno que no había mesas para todos así que tuvieron que okupar la mesa del capitán (en todo el medio del salón). Bueno, en la próxima entrega os cuento más cosas de nuestras vacaciones en el mar (incluyendo excursiones) y ahora os dejo con la foto de mis papis enseñando el letrero de "Captain´s table", osea la mesa del capitán... Os podéis imaginar todas las noches el cachondeo que había con el camarero ¿Y el capitán, no cena hoy?

Besitos y hasta el próximo post 

PD: Para seguir el relato de este viaje directamente pincha aquí.
 ¿Pensábais que os iba a enseñar a mis papis? 
Se siente, prefiero que permanezcan en el economato... 
 quería decir en el anonimato ;-)

12 comentarios:

TRAVIS dijo...

Que envidia Molly, mis dueños nunca me han llevado de crucero. aunque con tanta agua... no se... me da un poco de miedo. Ya iré chinchando a mis dueños para que me lleven algún día.

Molly dijo...

Hola Travis

¿Tus dueños? Imagino que te referirás a tus padres ¿no? ;-) Bueno, entre peluches, te diré que sí da un poco de miedo pero ¡mola! Eso sí, siempre que las aguas estén tranquilas... Como no sea así lo menos que te puede dar es un mareo que pa qué... Bueno, a nuestros papis-dueños que como nosotros somos de peluche ni nos vamos a enterar :-) :-) :-)
Besos y gracias

arkaitz dijo...

Molly!..en otra ocasión me avisas que a mi tambien me gusta el mar, tengo mi cantábrico que me moja los pies.
A tus papis les podías haber puesto pixeladas sus caras, con el remolino parece que le ha dado un patatús!!.. ; )
Besos!!

Molly dijo...

Hola arkaitz... vale te aviso la próxima vez pero... ¿la próxima vez que qué? ¿que publique un post relacionado con el mar? ¿qué me vaya de crucero? Ten en cuenta que esto que estoy contando pasó hace más de 3 años ;-) ;-) ;-)
Y lo de mis papis, bueno, a sí puede parecer que están mareados el barco (cosa que afortunadamente no pasó), pero lo cierto es que fue lo primero que pillé en el fotosop :-)
Saludetes y gracias por comentar

Jose Manuel Mira dijo...

Hola Molly llevo siguiendote algun tiempo y me gusta como cuentas tus viajes y hoy he decidido en escribirte por que seguramente cuando visites mi Galeon estaras mas segura que en ese crucero y con amigos. En mi fotoblog no encontraras imagenes de largos viajes pero si fotos de dos ciudades muy bonitas. Espero me visites cuando puedas y un 10 por tu blog.
http://galeondeutrera.blogspot.com/

Molly dijo...

Hola Jose Manuel. Muchas gracias por tus palabras y por seguirme y prometo que visitaré tu galeón ;-)
Besos de peluche

Ana Laura dijo...

Pues a mí me gustaría tener unos dueñ... digo padres que me llevaran de vacaciones así. ¡Qué afortunada sos, Molly!!!

Molly dijo...

Gracias Ana Laura, pues sí, tengo suerte y no lo niego ;-)
Muchas gracias por comentar

Anónimo dijo...

he leido tu blog y tengo una proposicion decente.contacta conmigo en juanmaace1524@gmail.com

Molly dijo...

Hola anónimo. Me has dejado intrigada... cuál es esa proposición decente??
Saludos y gracias por comentar

Paula dijo...

Que buenos que están los cruceros! Pensar que ahi conoci a mi novio, hoy mi marido.
Estabamos en uno de esos cruceros a brasil y estuvo increible!
Veo que varios la psamos bien :)
Saludos

Molly dijo...

Hola Paula, me alegro que lo pasaras bien en un crucero y conocieras a tu novio/marido... yo no he tenido tanta suerte ;-) Por cierto, ese enlace... espero que no sea publicidad encubierta... Bueno, por esta vez lo dejaremos...
Besos