viernes, 27 de marzo de 2009

En el imperio turco



Hola a todos
Como ya os había adelantado, voy a contaros mi último y más apasionante viaje. Fue casi como dos o tres viajes en uno e hicimos un montón de cosas, así que el relato va a ser largo y lo voy a dividir en partes ¿vale? Además, así a ver si damos tiempo a que mis papis se animen y vayamos a algún otro sitio chulo.
Bueno, pero antes de empezar con el viaje en sí me gustaría hablaros de los preparativos porque tuvieron su miga. Resulta que ese verano, el de 2006, mis papis querían hacer algo diferente así que pensaron que a lo mejor estaría bien un crucero. Pero resulta que parece ser que los cruceros los suelen empezar a vender a primeros de año y por las fechas en las que ellos se pusieron a buscar, primavera o así, ya lo que quedaba era lo más caro. 
Total que se les ocurrió mirar un crucero por las islas del egeo y ahí sí había posibilidades. Los cruceros eran de varios tipos pero los de una semana salían de Atenas (donde se estaba un par de días) y luego cinco días en el barco visitando las preciosas islas del Egeo, sitios todos ellos que mi papi quería visitar desde hace tiempo. Así que estuvieron mirando y pidieron plaza para uno pero resultó que ya no había. Como una de las paradas del crucero era Estambul, en Turquía, resulta que también había una posibilidad de hacer el mismo crucero pero saliendo de allí y estando en esa ciudad un par de días. En principio no nos hacía gracia porque les apetecía más conocer Atenas (y ya habíamos tenido bastante ese año con un país musulmán) pero bueno, dijeron que sí.
Sin embargo, una vez más no había plazas… y una vez más surgió otra posibilidad. El mismo crucero, saliendo de Estambul pero con el añadido de un circuito por la Capadocia turca. Con esto el viaje se iba a los quince días pero, eso sí, por sólo una pequeña parte más de lo que les costaba el primer viaje. 

Así que nos liamos la manta a la cabeza y allí que nos fuimos, con lo que el viaje fue el más largo que hemos hecho y como si fueran varios viajes distintos en uno: primero un par de días en Estambul, luego atravesar media Turquía para ir a hacer un circuito a la Capadocia, luego regresar a Estambul para coger el crucero, pasar cinco días a bordo visitando un montón de sitios (a la carrera la mayor parte de las veces, ya os contaré…); y finalmente otra vez de vuelta a Estambul, una noche más allí y vuelta a casa...
Agotador pero apasionante como os empezaré a contar en el próximo post porque con esto ya tenéis bastante por hoy. Ah, por si alguno se lo pregunta, en la foto estoy delante de Santa Sofía. Esta foto ya os la enseñe en cierta sonada ocasión porque tiene mucho que ver, como podéis imaginar, con que la pequeñaja se llame… ¡Sofía! ¡Claro!
Besitos

PD: Para seguir el relato de este viaje pincha aquí