lunes, 4 de diciembre de 2006

Mi última escapada: Barcelona

Ésta ha sido mi última escapada, algo corta y no demasiado lejos pero ha estado bien. Además, como buena madrileña que soy (y muy “blanca”, como podéis comprobar) el viaje tenía su morbillo por aquello de la rivalidad y la fama de los catalanes. Esto es una cosa que nunca entenderé porque como los peluches somos todos de sitios tan exóticos como Taiwan, China o Bangladesh no entendemos de fronteras ni de idiomas. Bueno, el caso es que los catalanes me parecieron bastante majetes, alguno había por ahí más “atravesao” pero nada grave.

Normalmente prefiero los viajes al extranjero pero ésta era una escapada que mis papis y yo teníamos pensado hacer desde hace tiempo. Además ha sido un viaje con un sabor especial porque lo de “mi última escapada” quizá signifique justamente eso, al menos es bastante posible que sea así por una larga temporada. Qué ¿por qué? Os lo cuento en el próximo post (no os lo perdáis porque la cosa tiene miga).
Aquí estoy (sí, esa cosa pequeñaja y blanca de la derecha) con la salamandra famosa del Gaudí que hay que ver la imaginación que tenía ese buen hombre.

2 comentarios:

albatros dijo...

No digas eso de tus orígenes Molly. No sé si será tu origen pero piensa que en Valencia y Alicante existe una gran saga de muñecos de todo tipo. Dicen que son de “sangre Real....”.
Y por lo que veo en tu visita a Barcelona estuviste en lugares donde habían representados muchos “animalitos de Dios” como tú.
Gaudí tenia esa manía….. Sl2

Molly dijo...

Guau (digo Beeeee), qué buen rollo recibir un comentario en un post de hace la pera de tiempo. Eso significa que has estado "viajando" por mi blog.

Bueno, no sé exactamente a qué te refieres cuando dices lo de mis orígenes, supongo que lo de que vengo de un orfanato. Lo que te puedo decir es que precisamente en todo este tiempo y gracias a este blog he sabido que no soy la única de mi especie (peluche bloguera), lo cual ha sido una gran satisfacción. Los muñecos esos de que hablas ¿también son de peluche?

¡Muchas gracias por tu comentario albatros!