martes, 5 de enero de 2010

Holanda a mi manera



En mi último post ya os conté que la Oficina de turismo de Holanda nos había propuesto algo a unos cuantos blogs de viajes con motivo del lanzamiento de su nueva web. Y sí, como ya sabréis los que sois fieles seguidores del blog, lo que nos propuso no es otra cosa que una especie de concurso en el que debíamos planear un viaje a Holanda. Las condiciones son que sería un viaje de tres días/dos noches y que debíamos basarnos (mayoritariamente) en lo que se puede encontrar en su web. ¿El premio? Os lo podéis imaginar… Hacer nuestro viaje realidad. Y claro, ante una oferta irrechazable como ésta… y si encima resulta que éste es una de las escapadas que hace tiempo querían hacer mis papis pues…  Puede que suene a peloteo pero es cierto, quien no se lo crea allá él… ventajas de ser de peluche que ¡me importa un pito el qué dirán! ;-) En fin que a continuación os voy a contar cómo sería un viaje por Holanda a mi manera, o bueno, a la manera mía y de mis papis.

Pero antes de empezar hay que decir que también había otras dos condiciones importantes: una que el premio es un viaje para dos personas (en mi caso seríamos tres pero como siempre voy de polizona no creo que los “holandeses” de aquí se vayan a chivar ;-); esto deja fuera a la pequeña Sofía que se quedará con los abuelos; pero bueno, la verdad es que ella se lo pasa pipa con ellos y además el viaje sería una paliza para la pequeña, aunque en la web haya un montón de planes para hacer con los más peques. La otra condición es que el viaje sería para mediados de Febrero o así; osea que aún no habrá acabado el invierno, lo que sumado a que Holanda no es que sea un país cálido precisamente… pues eso, que hará frío y no será el mejor momento para conocer los famosos campos de tulipanes (una excursión en bici por ellos hubiera sido una idea genial), ni visitar Keukenhof, el que dicen es el lugar más visitado de Holanda y que sin duda estaría en nuestra itinerario si no fuera porque aún estará cerrado. Pero bueno, si eso, lo dejamos para otra ocasión más primaveral. O ya veremos…

Aunque, la verdad, viendo lo mucho e interesante que hay en la web, cualquiera que nunca haya estado en Holanda (como una servidora) necesitaría como un mes para verlo todo… ¡y sólo tenemos tres días! Así que habrá que centrarse; por eso, y a pesar de que está muy bien explicado que en Holanda las distancias son muy cortas y es posible visitar un par de ciudades el mismo día, mis papis y yo hemos decidido centrarnos en una sola ¿adivináis? Sí, Ámsterdam, la capital holandesa famosa por sus canales, sus bicicletas y unos bares donde la gente fuma una hierba que no se puede fumar fuera… lo que no entiendo porque yo creía que donde se estaba prohibiendo fumar era dentro de los bares… y no en la calle… En fin, cosas de humanos. Bueno, pues como os decía, dejaríamos para futuras ocasiones ir a un montón de sitios como La Haya para ver (entre otras muchas cosas) el museo donde está La Joven de la Perla, o como Madurodam, que por lo que he visto sería para mí como tener una “Holanda a mi medida” (en vez de a mi manera ;-). Tampoco faltaría una visita a Kinderdijk a ver los molinos Patrimonio de la Unesco y, ya de paso, acercarnos a Rotterdam a conocer algunas de sus maravillas y curiosidades arquitectónicas. Y si se viniera Sofía, ir al parque de atracciones de Efteling, que seguro que le encantaría a la pequeñaja.

Y mucho más porque la verdad es que hay un montón de cosas para ver y hacer, incluyendo muchas que se alejan del tópico de molinos, tulipanes y zuecos, como dormir en barriles de vino, andar por el mar o visitar algunos de los muchos parques nacionales holandeses. Para conocer cosas de este estilo, sorprendentes y originales, los chicos de la oficina de turismo han incluido varias secciones (Holanda Sorprendente, Desconocida y Activa) que no deberíais perderos. Y es que la web está realmente bien. Por un lado tiene un diseño muy chulo y, por otro, aunque hay un montón de información, todo está muy bien organizado, con cuatro menús básicos desde los que partir y un montón de opciones añadidas para ir navegando aquí y allá. Pero bueno, tampoco os creáis que es perfecta; de hecho otra cosa que nos pidieron es que incluyéramos recomendaciones para mejorar y yo tengo unas cuantas que iré contando poco a poco; aunque ahí va la primera: las fotos de las diferentes secciones suelen ser muy chulas, pero a veces no queda claro qué es y dónde se puede ver, así que sería interesante poner pies de foto en todas las imágenes para saber rápido qué buscar cuando veas algo que te gusta.

Y bueno, vamos ya a contar el viaje cómo sería ¿de acuerdo? Bueno, antes nos habremos estudiado los estupendos consejos de la sección Prepara tu viaje, incluyendo por supuesto consultar el tiempo que va hacer y descargarnos un bono de descuentos ;-). De este mismo sitio sacaríamos la información para llegar hasta allí, en avión claro (consejito para mejorar: no queda claro qué aeropuertos hay en Holanda), y del aeropuerto de Schipol cogeríamos un tren hasta el centro de Amsterdam. Una vez allí iríamos a nuestro hotel que habríamos encontrado gracias al buscador de la web lo más cerquita al centro que fuera posible. Y nada, dejar las maletas y tal (lo típico) y ¡¡¡a patearnos la ciudad!!! Como digo, procuraríamos estar lo más céntricos posibles, osea en la misma Plaza Dam, que parece que es algo así como la Puerta del Sol de Madrid. Así que nada, lo primero sería ver esta plaza de la que parte una interesante ruta que sería una buena toma de contacto, sin perdernos ver la que dicen es la casa más estrecha del mundo (en la que sospecho que estaría a mis anchas ;-), el Palacio Real, la Iglesia Nieuwekerk y los Hofjes o patios interiores (consejito: hay muy poca información de éstos en la web igual que de otros apartados como la Historia de Holanda).

Por cierto, a estas alturas ya nos habríamos topado con una oficina de turismo y conseguido un plano de la ciudad; en la web se puede descargar uno pero no es muy bueno. Así que otro consejito para la web: un buen mapa de Ámsterdam que incluyera referencias del transporte, o al menos incluir otros mapas con las redes de tranvía, metro, etc. Hay un mapa interactivo de transportes pero a mí no me funciona. Menos mal que “ancha es Internet” y haciendo una búsqueda rápida se puede encontrar de todo; por ejemplo los mapas que yo he visto en esta web que no están mal. Y bueno, llegados al tema del transporte, la información de la web oficial está bastante bien aunque es un poco liosa, seguramente porque hay un montón de medios diferentes. Entre eso y que dicen que es una ciudad relativamente pequeña y hecha para callejear, no sé si nos inclinaríamos por hacernos con un bono transporte de los de allí, alquilar unas bicis o pillarnos una I Amsterdam Card, que es una tarjeta con la que puedes usar el transporte gratis y además entrar en un montón de museos y sitios y hasta hacer un crucero por los canales. Por cierto, otro pequeño tironcito de orejas para la web: de la tarjeta ésta hablan muy poco y no dicen para qué sitios sirve, cuanto cuesta (ojo, en 2010 no sube de precio que algo bueno tenía que tener la crisis) o dónde conseguirla online (todo lo podéis consultar aquí).

Y bueno, con esto creo que tendríamos de sobra cubierto el primer día así que a dormir y a levantarse temprano el día siguiente para ir al Museumkwartier, osea el barrio de los museos, donde no nos perderíamos por nada del mundo el Museo Van Gogh (¡qué emoción, con lo que me gusta!), ni tampoco el Rijksmuseum, sobre todo para ver los cuadros de Rembrandt que es uno de los favoritos de mi padre. Como no tenemos mucho tiempo, nos conformaríamos con estos dos, de momento, y a la salida una visita rápida al parque Vondelpark (mejor sería en veranito así que…) y nos iríamos callejeando y haciendo comprillas por el barrio de Pipj. Quizá intentaríamos ver la tienda de Jeni Bloemsierkunst y si es posible probar la comida con flores comestibles; si no, buscaríamos alguno de los bares y restaurantes que recomiendan en la web, aunque no es que den mucha información de los sitios (ojo al dato señores ;-). Ya por la tarde sería un buen momento para ver el Grachtengordel (en cristiano, el cinturón de canales), conocer el puente delgado y quizá hacernos un pequeño crucero. Ah y buscaríamos a ver dónde se esconde el barrio ése donde hay una especie de tiendas de ropa interior femenina que en vez de maniquíes tienen señoritas de verdad en los escaparates (o eso me ha contado mi madre, que yo no lo entiendo ;-) Por cierto que en la web ni lo mencionan, aunque lo que de verdad se podría mejorar es incluir un mapa para poder situar bien los barrios de Ámsterdam.

Seguimos, tal vez intentaríamos acercarnos a la zona de los muelles para ver, aunque sea rapidito, algunas maravillas arquitectónicas como el edificio Arcam y el NEMO. Ya por la noche, y antes de volver al hotel, nos daríamos un paseo para ver los canales y los puentes iluminados que tiene que ser precioso. Eso sí, para los jóvenes con ganas de marcha hay muchos sitios que prometen pero mis papis lo más seguro es que a esas horas ya se hayan desmayado (servidora no, que como siempre va colgada en la mochila, no se cansa ;-) así que ¡a dormir!
Y llegaríamos así al tercer y último (¡qué pena!) día, que lo podríamos dedicar a ver lo que nos faltara… que siempre se quedan cosas colgadas… o hay algo que cuando llegaste estaba cerrado… o yo que sé. Podríamos aprovechar para otras visitas interesantes de las que no he hablado como la casa de Ana Frank o el Museo Hermitage. Si le dejamos elegir a mi madre, probablemente toque una visita a la fábrica de diamantes (lo de comprar cuando nos toque la primitiva ;-), si le dejamos escoger a mi papi visitaríamos la Heineken Experience, y si me dejan escoger a mí (bueno, a mí papi también le gustaría) nos acercaríamos a ver, aunque sólo fuera el exterior, el Amsterdam Arena, el estadio que ocupa un huequecito en nuestros corazones desde que el Real Madrid ganara allí la séptima. Pero bueno, siendo realistas lo más seguro que lo que haremos será seguir callejeando para hacer unas comprillas en alguno de los muchos mercadillos de la ciudad, como el de Albert Cuyp, el el mercadillo de arte o el Dappermarkt; eso sí, ni acercarse al mercadillo de las pulgas por lo que pueda pasar ;-) Y nada, con eso y un bizcocho tocaría coger el tren hacia el aeropuerto y volver a casa, exhaustos pero seguro que muy contentos.

Bueno, espero que os haya gustado mi plan para el viaje. Ojalá que también les guste a los de la Oficina de Turismo holandesa y nos dejen hacerlo realidad y hacer posibles estas fotos tan chulis que os he ido poniendo. Lo sabréis en un próximo post.

Gracias a todos y muchos besos :-)
PD: espero que os traigan muchas cosas los Reyes porque eso significará que habéis sido muy buenos ;-)


ACTUALIZACIÓN: Ya han salido los ganadores y servidora... no está ¡qué injusticia! ;-( ;-( ;-( ;-( ;-(  Definitivamente no me toman en serio ¿será por ser pequeña o por ser de peluche? En fin, felicidades a los ganadores, que lo paséis muy bien, os heléis de frío y os dé una indigestión de queso holandés ;-)

8 comentarios:

El Guisante dijo...

Holaaa!, Muchas gracias por tu felicitación; lamento mucho que no seas uno de los ganadores. Aunque piensa que eres muy joven, cuando menos te lo esperes trotarás por los adoquines de Amsterdam (y mejor en verano...)

Un saludo!

Molly dijo...

Gracias Guisante y enhorabuena de nuevo

Si yo creo que, con la currada que me pegué, al final acabaremos yendo a Amsterdam, pero ya veremos.

Disfrutad del viaje... por cierto ¿no os cabrá una pequeña oveja de peluche en vuestra maleta? Es broma, of course, porque sin mis papis no iría a ningún lado... Pues eso, disfrutadlo y dadnos envidia después contándolo...

Besos

ordago13 dijo...

Es una pena pq nadie viaja mejor que tu, con tanto estilo¡¡¡

Molly dijo...

Je, je ordago13... mira por donde estoy de acuerdo contigo ;-)

Muchas gracias y besos

M.Eugenia dijo...

Molly, piensa que ya tienes el itinerario, por cierto muy completo.
Seguro que tus papis te llevan.
Saludos

Intentando recorrer el mundo

Molly dijo...

Hola M Eugenia, pues sí, supongo que al final acabaremos yendo pero ya veremos cuando (por cierto, es verdad que el recorrido es muy completo, quizá demasiado ;-). Ahora me conformo con que se haga realidad un viajecillo que tienen en mente desde hace tiempo... No lo digo que si no no se cumple...
Gracias por comentar y besos

Hasta los cojones. dijo...

Joder, joder, que se me había olvidado votar a mi ovejita viajera, ja, ja, ja...
Ya estás votada en los Bitácoras.

Mucha suerte ;)

Molly dijo...

Gracias hasta, por el voto y por lo de "tu ovejita viajera". Por supuesto, el favor es mutuo ;-)
Suerte y un beso de peluche