miércoles, 15 de octubre de 2008

De parranda con los faraones

Como lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca (seré un peluche pero ilustrado oye), voy allá con la segunda parte de mi viaje por el pais de los faraones. La verdad es que os puedo contar mil cosas. Es un sitio realmente fascinante en el que además se mezcla lo que queda de lo que fue el antiguo Egipto con el presente que es musulmán y más bien cutre (que me perdonen los egipcios de hoy día pero es que es así).

Pero bueno, empezaré por el principio.
Como os dije empezamos con un crucero por el Nilo donde íbamos haciendo paradas para ver distintos sitios (todos chulis). Nada más llegar ya nos dimos cuenta de que éstabamos en otro mundo cuando, en la cubierta de nuestro barquito, escuchamos ya anocheciendo como desde las mezquitas llamaban a la oración. Bueno, eso quitando la llegada al barco porque resulta que en el Nilo los barcos atracan unos al lado de otros de lado (aquí una foto que he encontrado con Google para que os hagáis una idea). Osea, que si hay cuatro barcos pegados y tú estás, por ejemplo, en el tercero, para llegar a tu barco tienes que ir pasando por el medio de los otros dos... es muy curioso, sobre todo ir comparando los barcos ¡este es más feo que el nuestro! ¡este se parece al Titanic! (y menos mal que no nos ha tocado ;-)

Otra cosa curiosa es el tema de la seguridad, porque se ve muchos policías turísticos (que así los llaman) por todas partes con su metralleta a cuestas. Y las mujeres, todas disfrazadas de Batman... La verdad es que es muy diferente a lo que estamos acostumbrados y todo te llama la atención. A lo largo del Nilo vimos un montón de cosas del antiguo Egipto y parece mentira que esta gente construyera cosas tan impresionantes. Es difícil destacar algo pero os puedo contar por ejemplo, que vi momias de cocodrilo y que entre las famosas inscripciones egipcias se ven montones de mosquitos (¿por qué será?) y un señor que llaman Amon Min que siempre está con la pilila para arriba (perdonad mi desconocimiento en estos temas -recordad que soy un peluche inocente-).

Por cierto, en la fotos de arriba estoy delante del famoso templo de Abu Simbel, que es uno que tuvieron que cortar en cachitos y trasladarlo para que no se hundiera por no se qué presa (vaya trabajito porque es enoooorme), y en la de abajo estoy en la
entrada de la tumba del famoso Tutankamon (que luego vimos por dentro).

La verdad es que lo pasamos en grande pero también hubo algún momento de tensión. Y es que varios chavales (y no tan chavales) le pidieron a mi papi que me regalara (a mí que, como siempre, iba colgada de la mochi de papá). Él se negó pero yo, la verdad, lo pasé un poco mal porque como todo era regateo me daba miedo que le hicieran una oferta que no pudiese rechazar. Y es que, dice él, todos tenemos un precio siempre y cuando nos ofrezcan el suficiente número de camellos.

Lo del regateo es obligación en Egipto y resulta un poco cansado, como cansinos son los habitantes de allí, aunque hay que reconocer que son muy simpáticos. Nos ocurrieron mil anécdotas pero creo que de eso mejor os hablo en una tercera parte. No tenía intención de alargar tanto el relato de este viaje pero es que, realmente, merece la pena.

Saludetes y muchos besos
PD: ah si por un casual participaráis en los premios 20 Blogs no dejéis de votarme (categoría de ficción), que como dijo Michel ¡¡Me lo merezco!!

17 comentarios:

caleidoscopyo dijo...

Me parece un blog muy original. En parte me recuerda aquel hombre que viajó por todo el mundo y se grababa en vídeo bailando allí donde iba. Colgó sus videos en Youtube y se hizo famoso.
Puede que esta ovejita también lo consiga con su blog :)

Un Saludo!

Molly dijo...

Gracias amigo

La verdad es que sí tiene algo que ver pero en realidad la idea de hacerme fotos en los sitios en los que he estado viene de otro lado. ¿Una pista? De una película ¿cuál? Me parece que mejor me lo cayo y lo cuento en un post ¿no crees?

Besos

Delfín dijo...

¿Qué sudores con los camellos no? jeje Coincido con Caleidoscopyo: es muy original este blog...

Molly dijo...

Gracias Delfín

Sudores unos pocos pero no muchos porque fuimos en febrero (que es cuando hay que ir a esas tierras cálidas) y no nos subimos a ningún camello, eso ya lo hicimos cuando estuvimos hace unos años en Lanzarote, que los camellos eran de confianza...

Euralia Alcancía dijo...

Desde luego Molly, me has conquistado. Me he leído todas tus aventuras de cabo a rabo y mi voto es para ti... ¡suerte en el concurso!

un beso para ti y tu hermanita,

Euralia Alcancía
wwww.domadoresdeleuro.wordpress.com

Molly dijo...

Y tú me has conquistado con tus palabras... tienes mi voto euralia :-) Suerte para ti también

Plyngo and Me dijo...

Hola Molly, soy Plyngo. me pasaba por aquí para saludarte y decirque que voy a agregarte a mi lista de vínculos, un saludo desde las Islas Cook.

Plyngo and Me dijo...

Oye, qué envidia nos das con tus viajes por todo el mundo, te visitaremos de vez en cuando, sí señor.

Molly dijo...

Hola plyngo

No sabia que existiera una asociacion de peluches. Tengo que visitar tu pagina, muchas gracias y muchos abrazos peluchosos...

Andrés Schmucke dijo...

Hola, pasaba por aquí para echarle un vistazo a los nominados a los premios de 20 minutos. Aunque no estamos participando en el mismo renglón vine a pedir vuestra colaboración, solo pido un voto que no enriquece ni empobrece a nadie, claro que pido ese voto siempre y cuando te haya gustado lo que viste al pasar por mi espacio. Si no te gusto lo que viste pues no votes por mí.

Tremendo blog, un saludo desde Venezuela.

Andrés Schmucke.

Molly dijo...

Hola Andrés

Me gusta tu actitud. Eso de yo te voto tú me votas me parece fatal pero lo que tú dices es lo más legal. Así que suerte y gracias por tu comentario.

El extraño desconocido dijo...

Hola! he llegado al blog a través del foro de 20minutos y quería decirte que me parece muy original y muy currado. Te mando, además de mi voto, una acariciada de nuca por ser un peluche tan majo.

Te invito también a visitar mi blog, me interesaría saber si mis posts le pueden hacer gracia a un peluche!

Saludos

SALUSTIANA dijo...

y no se la han comido a usted por esos lugares??? Porque debe resultar todo un manjar zamparse a una tierna ovejita. Saludos de mis puercos

Molly dijo...

Hola extraño desconocido y salustiana

Gracias extraño por la caricia (sobre lo que me preguntas ya te he contesatado en el foro de 20m). Sobre lo que preguntas tú, salustiana, decirte que no pero que, como cuento en este último post, un poco de miedo sí he pasado alguna vez.

Muchos saludetes a ambos y muchas gracias por los comentarios

CioN dijo...

madre mia!!! eres la oveja que ha conocido más mundo

Molly dijo...

Ya me gustaría Cion, por cierto, tu blog está muy chulo así que tienes un votito más.

besos

Chary Serrano dijo...

Gracias por visitarme, porque así he podido conocer tu blog. Por mas que me esfuerzo en visitarlos no llego a casi nada, son muchos y es muy dificil llegar solo a una parte.

Me encanta tu blog, eres una ovejita simpática y divertida.