viernes, 23 de enero de 2015

¡¡¡Un palo!!!


 Hola a tod@s

Hoy una corta entrada para hablaros de una cosilla que a mi padre y a mí nos hace mucha gracia. Resulta que, como dicen en los papeles, el regalo estrella de las pasadas navidades fue ¡¡¡un palo!!! Sí, así, como suena, como en el anuncio aquel que se hizo famoso hace tiempo (y que podéis ver aquí) en el que un chaval gritaba emocionado porque los Reyes Magos le habían traído ¡¡¡un palo!!!

Claro que el palo del que hablamos es algo más sofisticado, ya que tiene blutuz y todo, porque hablamos del palo para selfies. Osea un palo en el que se conecta el móvil para hacerse autorretratos (os lo cuenta una que es especialista en hacerse fotos en sitios chulos). Dice mi padre que hace unos meses vio un cartel en un centro comercial que anunciaba un "palo de selfies + disparador bluetooth" y que la primera vez ni entendió lo que era; pero luego le hizo gracia, pero que para nada se imagino que se iba a poner de moda.

Y eso que este "chismático" ya lo habíamos visto nosotros en algún viaje. Creo recordar que en alguna parte de NY un chico lo usaba para hacerse selfies con la ciudad al fondo. Quizá por eso pensamos que sería una cosa para gente "rara", de esos que van de viaje solos y les da vergüenza pedir a alguien que le haga una foto.

Todo es cuestión de opiniones (os recomiendo leer estos dos artículos), pero mi padre dice que tiene su lado bueno, porque la mayoría de veces que le pides a alguien que te haga la foto el resultado es pésimo (su truco es pedírselo a alguien que lleve una buena cámara, y aún así no siempre funciona) y así te aseguras mejores fotos. Aunque, por otro lado, dice que el palo está pensado para hacerse fotos con el móvil, y como él opina que para hacer fotos es mucho mejor una cámara...

Si os hablo de esto también es porque me da que la gente se ha vuelto un poco loca con el tema de las fotos. Ya os conté cuando visitamos a la Gioconda que la gente estaba loca por conseguir una foto del cuadro. Y lo malo es que, como dice mi padre, como la gente no tiene mucha idea, pues tienen que tirar varias si no salen bien. Porque, si por ejemplo, están disparando a un cuadro que está detrás de un cristal (como era el caso de la Gioconda), pues resulta que la foto no sale bien porque les salta el flash y eso produce un fogonazo en el cristal que estropea la foto... Así que hacen otra, y otra, y otra... Dice mi padre que con la foto digital la gente se ha obsesionado por conseguir fotos perfectas cuando muchas veces no tienen ni idea ni equipo para ello. Ahora les ha dado por hacerse selfies en todos lados y con todo el mundo, y claro a veces no salen bien.

En fin, resulta curioso que los palos éstos se hayan puesto de moda, veremeos lo que dura... De momento estaremos pendientes de verlos en nuestros próximos viajes que serán... Ni idea. La verdad es que el año ha empezado sin ninguna perspectiva, aunque supongo que algo irá saliendo a lo largo del año. Mientras, seguiré contando mis viajes pasados, empezando por alguna escapada que tengo pendiente de contaros y luego mis visitas a Nueva York de los últimos años.

Besos para tod@s