viernes, 31 de agosto de 2007

London Again

Andaba yo despistadilla el otro día cuando vi que mi padre estaba como haciendo la maleta... ¿Cómorrrrrrr…… qué estás haciendo pecadorrrr? qué diría Chiquito de la Calzada. Entonces mi mami me dijo que fuera para allá y me contó que mi padre se iba a Londres por trabajo y que me fuera con él para cuidarle (y vigilarle, claro). Yo, ya os podéis imaginar, no me lo podía creer… ¡¡¡¡¡¡Siiiiiiii!!!!! ¡¡¡¡Otra vez de viaje!!!!! Casi me daba igual el sitio, de hecho, si habéis seguido este blog, ya sabréis que no es la primera vez que he estado en Londres. Lo bueno es que es una ciudad con tanto encanto que merece la pena volver las veces que sea; eso a pesar de los ingleses que son bastante rancios (menos mal que los osos de peluche no).

En fin, el caso es que nos dio mucha pena dejar a mami y a la peque en casa pero, para qué nos vamos a engañar, papi y yo nos fuimos para allá tan contentos y nos lo pasamos bastante bien. Eso sí, tuvimos que aguantar un peñazo de conferencias de prensa, debates y rollos así, pero al menos nos dio tiempo a dar un voltio por el centro de Londres y hacerme un par de fotos en lugares donde no me las había hecho en el anterior viaje como Picadilly Circus (la foto grande de arriba, por si hay algún despistado) y el famoso puente de la Torre de Londres (la foto de aquí al lado).

En fin, que hoy soy feliz porque he podido volver a hacer un viajecito... espero que se repita pronto. Besitos para todos.